viernes, 5 de marzo de 2010

distracción


—Esos zapatos… ésos que están ahí tirados… ¿no son de Cenicienta?

—Deben ser, ya sabés como es cuando está apurada —le contestó el enano.
Y siguieron caminando por la avenida asfaltada.


microtextos pseudoinfantiles (1)

Gracias! Hnos. Grimm, Perrault y algún otro que haya olvidado

2 comentarios:

  1. Genial Ceci!!!Excelente foto de acompañamiento.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Eli, la internés es generosa en recursos

    ResponderEliminar